Mourinho y la distorsión de la marca Real Madrid

Haría bien la directiva del Real Madrid y su Presidente, Florentino Pérez, en valorar realmente el coste-imagen que supone tener a un entrenador como José Mourinho, en el banquillo blanco.

No voy a descubrir a estas alturas del campeonato, los cientos de millones de euros que vale la marca del club blanco. Ahora bien, en el mundo del marketing y en el empresarial conocemos muchos casos de empresas y marcas que, de la noche a la mañana, se derrumban por no ser fieles a sus valores.

Todas las empresas, todas las marcas de éxito -y la blanca lo es-, tienen asociados unos valores, unas virtudes y unos códigos de actuación y comportamiento que forman una parte importantísima de su principal activo.

Si preguntásemos a los aficionados y seguidores del equipo blanco cuáles son estos valores  señalarían acepciones como, señorío, esfuerzo, solidaridad, seriedad y compromiso.

Esos valores son la marca Real Madrid. Son como ven el Madrid sus seguidores por todo el mundo, y son valores que le han costado más de cien años asociar de una forma casi inherente al Club.

Es realmente complicado y se necesitan grandísimas inversiones para que valores tan positivos vayan asociadas a ciertas marcas.

Personalmente creo que los dirigentes blancos deberían tener en cuenta lo fácil que es que un entrenador como Mourinho, haga disociar esos valores. Ese coste es enorme, y con unas consecuencias económicas directas y medibles. Sino, observen ustedes la evolución de las cifras de merchandisng del Real Madrid y Barcelona en estos dos últimos años e interprétenlos.

No se equivoquen y piensen que esos datos son sólo fruto de los logros deportivos de unos y otros. En parte es así, y en una parte importante, sí, pero sólo en una parte, porque tanto o más importante son los valores que unos y otros transmiten  -lo mismo ocurre con los valores que desprenden sus dos caras más visibles, el Guardiola y Mourinho-.

Creo que harían muy bien Florentino y los suyos en recuperar esa marca y esos valores, del secuestro perpetrado por su entrenador, y algunos de sus seguidores con síndrome de Estocolmo.

facebook twitter rss
Posteado en Branding, Comunicación, Marketing con tags: , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>